Historia de las coronas de flores en Tanatorio San Isidro

El empleo pragmático de las coronas de flores

Desde el principio de la historia se han empleado las flores para difuntos. De esta forma se controlaba la malolientedolorosa y odiosa descomposición de una persona. No hay duda de que estos motivos eran una de las razones por las que se utilizaron flores silvestres en la Cueva de Shanidar hace cientos de años.

El Movimiento “En el Jardín”

A principios del siglo XX Austin Miles compuso el himno para entierros “In the Garden” (En el jardín)que, al traducir, venía a decir algo así como:
“Vengo al jardín solamente, mientras que el rocío todavía está en las rosas.”
Y en el estribillo repetía:
“Y Camina conmigo y habla conmigo
y me dice que soy su propia ….”

La canción irrumpió en Norte América y el antiguo continente llegando a ser en uno de las canciones más sonada en los entierros en Norte América. La canción también inició un movimiento en el que las funerarias iniciaron nuevas prácticas en los entierros y en el que se utilizarían flores alrededor del féretro del fallecido que “descansa en el jardín”.

Las damas de la flor

Tal fuerza alcanzaron las coronas de flores en los tanatorios que provocaron crear nuevas costumbres, como fueron las llamadas “señoras de la flor”. Estas señoras, tradicionalmente seis, se encargaban de llevar las coronas de flores del cementerio en el que se oficiaba el funeral al coche fúnebre. Cuando llegase el coche fúnebre al cementerio, también se encargaban de transportar estas coronas de flores hasta el féretro del fallecido.

Las señoritas de las flores fueron consideradas en gran estima, tanto como tenían los portadores del féretro. En la mayoría de las ocasiones, estas personas eran amigos cercanos de la familia y se consideraba un auténtico ser elegido para ello.

Más tarde, el papel de las “Flower Ladies” fue desapareciendo paulatinamente mientras que los rituales funerarios se fueron alejando del pueblo y el estilo de vida cambió.

Las flores para difuntos hoy en día

coronas de flores para Tanatorio San IsidroAhora, en occidente con cristianismo las las coronas de flores tienen una función primordial para rendir ofrenda al difunto y para transmitir fuerza a los seres queridos. Situándonos en Madrid, por poner un ejemplo, seres queridos presentan sus condolencias a los familiares y envían coronas de flores para fallecidos al Tanatorio San Isidro. Las coronas de flores se consideran un mensaje visual de amor, simpatía y respeto. Son sistemas para apoyar y compartir el peso de la angustia con los seres queridos.

Rentabilidad de las Flores para difuntos en Tanatorio San Isidro

Con motivo de que las funerarias puedan explicar mejor a los familiares sobre las ventajas de las coronas de flores para difuntos, en el Tanatorio San Isidro se les asesora sobre los aspectos a tener en cuenta:

El afecto

Hay un denominador común en el envío de flores, al mandar a los seres queridos y en el apoyo de una congregación: la fé. La fé es en realidad una difícil organización de las ideas y los inclinaciones que se hayan establecido en el transcurso de la experiencia de un individuo. La fé es una necesidad humana.

Enviar flores para difuntos a Tanatorio San IsidroDebe tenerse en cuenta, también, la necesidad que tiene el hombre con la sensibilidad. Para muchos, la sensibilidad es la base del desarrollo de muchas de nuestras tradiciones funerarias. Como dijo el político William Gladstone: “Muéstrame la manera en que una nación y sus ciudadanos rinden tributo a sus muertos y medirás con exactitud matemática la moral de su gente, su respeto a la tierra y su lealtad a los altos ideales.”

La liberación de expresión

Las familias tienen el derecho a la liberación de expresión total en el momento de la muerte. La persona no está hecha del mismo espíritu o emocional. Por lo tanto, deben estar libres de comunicarse en la forma que mejor comunique sus emociones. Cualquier mensaje es un acto del corazón.

Ambiente

Las flores crean un fondo de calidez y belleza, un añadido de respeto y consuelo en los servicios funerarios. Después del tanatorio, los allegados se quedan con una impresión indeleble de los funerales. Las flores son un elemento muy importante en esta impresión duradera, ya que afectan directamente a la calidez y el confort que genera la “imagen de la memoria.”

Las flores no se marchitan y los parientes no las olvidan. Se recuerda con el tiempo.

“Por favor, flores no”

“Por favor, no envíen flores” y “en lugar de flores” son frases que aparecen en prensa y que ciertas familias comprenden. Hay muchas implicaciones en esta frase. El obituario es en realidad un mensaje de la pérdida y una invitación a los familiares para asistir al entierro. No se considera de buen grado enviar un regalo y tampoco enviar una invitación con las condolencias.

“En lugar de” provocará discrepancias entre los allegados. Algunos ignoran la solicitud y envían flores, causando enfado y vergüenza a los que no lo hicieron.

A muchas personas les molesta que les digan cómo expresar sus emociones. Ellos quieren tomar la decisión de si enviar flores, hacer un regaloo extender su mano para ayudar. Hay un lugar para las flores y la caridad en nuestro mundo de hoy en día, y es importante que pongamos cada uno en su lugar.

Conclusión

El Tanatorio San Isidro satisface la necesidad de los seres queridos. El fallecimiento empuja a la gente a la desesperación y la depresión, separándolos de un familiar que les ha transmitido amor, compañía y seguridad. El entierro y nuestras tradiciones en los funerales proporcionan los medios por los cuales las amistades cercanas al difunto pueden transmitir su apoyo y compartir su pena.

El mundo ha expresado tradicionalmente su respeto por los fallecidos y simpatía por los afligidos mediante el envío de flores. Esta costumbre se realiza desde tiempos inmemorables y ha servido a la sociedad como un medio a través del cual pueden expresar sus sentimientos.

El papel de las flores es a la vez simbólico y estético. Añaden un gran valor a la riqueza y el significado del ritual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies