Crónica de las coronas de flores en Tanatorio de Matalpino

El uso útil de las flores

Desde el principio de la historia se han utilizado las flores para difuntos en Madrid. De este método se controlaba la olorosa, ofensiva y tediosa descomposición de un cuerpo humano. Sin duda, estos hechos eran una de las principales razones por las que se utilizaron flores en la Cueva de Shanidar hace unos cuantos siglos.

Uno de los enterramientos más famosos donde se emplearon flores para esconder el olor de la descomposición tuvo lugar en 1874 cuando el presidente norteamericano Andrew Johnson falleció. Su cuerpo no fue embalsamado, y en su funeral su cuerpo estaba tan deteriorado que la funeraria cerró el ataúd y apiló flores preciosas encima y alrededor del ataúd en el que se llevaría a cabo el entierro. El aroma de las flores ocultaba el {olor@edor} el suficiente tiempo como para que el funeral tuviera lugar sin incidentes .

La moda “En el Jardín”

A principios del siglo XX, el estadounidense, Austin Miles escribió el himno para entierros “In the Garden” que, al traducir, venía a decir algo así como:
“Vengo al jardín solamente, mientras que el rocío todavía está en las rosas.”

“Y Camina conmigo y habla conmigo
y me dice que soy su propia ….”

La canción irrumpió en América y Europa llegando a ser en uno de las canciones más escuchada en los entierros en Norte América  y países de habla inglesa. El himno también inició un movimiento en el que las funerarias iniciaron nuevas técnicas en los entierros y en el que se utilizarían coronas de flores alrededor del cuerpo del fallecido que “descansa en el jardín”.

Además, el movimiento en las funerarias y tanatorios para utilizar la canción “In the Garden” era tal que las funerarias empezaron a desarrollar zonas con un jardín interior como telón de fondo en el que el cuerpo estaría en reposo.

Estas nuevas capillas eran espacios preciosos con cascadas, fuentes, plantas y flores, e incluso aves que vuelan alrededor.

Las flores para difuntos ahora

coronas de flores para Tanatorio de MatalpinoAhora, en los países occidentales con cristianismo las las coronas de flores tienen un destino esencial para rendir homenaje a la persona fallecida y para enviar fuerza a los familiares. Localizándonos en Madrid, por ejemplo, seres queridos y amigos presentan sus pésame a los familiares y hacen llegar coronas de flores para difuntos al Tanatorio de Matalpino. Las coronas de flores se consideran aviso visual de amor y respeto. Son sistemas para apoyar y compartir el peso de la lástima con los familiares.

Beneficio de las Coronas de Flores para difuntos en Tanatorio de Matalpino

Con motivo de que las funerarias puedan documentar mejor a las familias sobre las ganancias de las coronas de flores para tanatorios, en el Tanatorio de Matalpino se les indica sobre los aspectos a tener en cuenta:

Las convicciones

Cuando se muestra la información a las familias hay que tener en cuenta las religiones respecto al valor que se le quiere dar y a los posibles parentescos de las flores fúnebres.

La libertad de palabra

Las familias tienen el derecho a la autodeterminación de expresión total en el momento de la muerte. La persona no está hecha del mismo molde espiritual o emocional. Por lo tanto, deben estar libres de comunicarse en la forma que mejor transmita sus emociones. Cualquier mensaje es un acto del corazón.

Atmósfera

Las flores crean un espacio de calidez y belleza, un añadido de dignidad y consuelo en los funerales. Después del servicio, los seres queridos se quedan con una impresión imborrable de los funerales. Las flores son un elemento muy importante en esta impresión eterna, ya que afectan directamente a la calidez y el confort que genera la “imagen de la memoria.”

Las flores no se marchitan y los parientes no las olvidan. Se recuerda pasados los años.

“Por favor, flores no”

“Por favor, no envíen flores” y “en lugar de flores” son frases que aparecen en las noticias y que ciertas familias comprenden. Hay muchas connotaciones en dicha frase. El obituario es en realidad un mensaje de la pérdida y un mensaje a los amigos para asistir al funeral. No se considera de buen grado enviar un regalo y tampoco mandar una invitación con el pésame.

“En lugar de” provocará discrepancias entre los allegados. Algunos ignoran la solicitud y enviarán coronas de flores, causando confusión y vergüenza a los que no lo hicieron.

Son muchas las personas que se sienten molestas porque les digan cómo expresar sus sentimientos. Ellos quieren tomar la decisión de si enviar flores, hacer un regalo, enviar una tarjeta, o extender una mano de ayuda. Hay un lugar para las flores y la caridad en nuestro mundo de hoy en día, y es importante que pongamos cada uno en su lugar.

Conclusión

El Tanatorio de Matalpino satisface la necesidad de los familiares. El fallecimiento empuja a las personas a la apatía y la pena, separándolos de un familiar que les ha proporcionado amor, unión y seguridad. El entierro y nuestras costumbres funerarias proporcionan los sistemas por los cuales las familias cercanas al difunto pueden transmitir su apoyo y compartir su pena.

La sociedad ha expresado tradicionalmente su respeto por los difuntos y simpatía por los afligidos mediante el envío de coronas de flores. Este hecho se realiza desde tiempos inmemorables y ha servido a la sociedad como un medio a través del cual pueden expresar sus sentimientos.

Hay varios puntos que destacar entre la conexión de las flores y el funeral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies