Historia de las coronas fúnebres en

El uso pragmático de las coronas de flores

Desde la antigüedad se han utilizado las coronas de flores para difuntos en Madrid. De este método se controlaba la olorosadolorosa y aborrecible descomposición de un ser vivo. No hay duda de que estos hechos eran una de las principales razones por las que se utilizaron flores silvestres en los enterramientos en la Cueva de Shanidar hace muchos siglos.

La era “En el Jardín”

A principios del siglo XX, el estadounidense, Austin Miles escribió el himno para funerales “In the Garden” (En el jardín)que, en castellano, venía a decir algo así como:
“Vengo al jardín solamente, mientras que el rocío todavía está en las rosas.”

“Y Camina conmigo y habla conmigo
y me dice que soy su propia ….”

El himno irrumpió en los Estados Unidos y Europa convirtiéndose en uno de los himnos más sonada en los funerales en EEUU. El himno comenzó un movimiento en el que los servicios funerarios comenzaron nuevas técnicas en los funerales y en el que se colocarían coronas de flores alrededor del cuerpo del fallecido que “descansa en el jardín”.

Además, el movimiento en los servicios funerarios y tanatorios para utilizar el himno “In the Garden” era tal que las funerarias empezaron a desarrollar instalaciones con un jardín interior como telón de fondo en el que el fallecido estaría en reposo.

Estas nuevas capillas eran espacios preciosos con cascadas, plantas y flores, e incluso pájaros volando alrededor.

Las señoritas de las flores

Tal valor alcanzaron las coronas de flores en los cementerios que llevaron a crear nuevas tradiciones, como fueron las “señoras de la flor”. Estas mujeres, solían ser 6, se encargaban de colocar las coronas de flores del cementerio en el que tenía lugar el funeral al coche fúnebre. Cuando llegase el coche al cementerio, se encargaban de transportar estas coronas de flores hasta el féretro del fallecido.

Las Señoras de la flor fueron consideradas en gran consideración, tanto como tenían los portadores del féretro. En la mayoría de las situaciones, estas personas eran conocidos cercanos de la familia y se consideraba un auténtico ser elegido para ello.

Más tarde, el papel de las “señoras de la flor” o “Flower Ladies” fue desapareciendo paulatinamente mientras que los funerales se alejaron de la comunidad y el estilo de vida cambió.

Las flores para difuntos en la actualidad

coronas de flores para En la actualidad, en occidente con costumbres cristianas las las coronas de flores tienen un desempeño crucial para rendir honra al fallecido y para transmitir fuerza a los familiares. Situándonos en Madrid, por ejemplo, seres queridos y amigos presentan sus pésame a los familiares y mandan coronas de flores para difuntos al . Las coronas de flores se consideran aviso visual de amor, simpatía y respeto. Son sistemas para unirse y compartir el peso de la angustia con los familiares.

Rentabilidad de las Flores para difuntos en

A fin de que las funerarias puedan explicar mejor a las familias sobre las ventajas de las coronas de flores para difuntos, en el se les asesora sobre los aspectos a tener en cuenta:

El sentimiento

Hay un denominador común en la entrega de flores, al mandar a la familia y en el apoyo de una congregación: la sensibilidad. La sensibilidad es en realidad una enmarañada organización de las ideas y los instintos que se hayan establecido en el curso de la experiencia de una persona. El sentir es una necesidad humana.

Por este motivo hay que tener en cuenta, también, la necesidad que tiene la humanidad con el sentimiento. Para muchos, la sensibilidad es la base del desarrollo de muchas de nuestras costumbres funerarias. Como dijo el político William Gladstone: “Muéstrame la manera en que una nación y sus ciudadanos rinden tributo a sus muertos y medirás con exactitud matemática la moral de su gente, su respeto a la tierra y su lealtad a los altos ideales.”

La autodeterminación de expresión

Las familias tienen el derecho a la liberación de expresión total en el momento de la muerte. La gente no está hecha del mismo molde espiritual o emocional. Por eso, deben estar libres de expresarse en la forma que mejor transmita sus emociones. Cualquier expresión es un acto del corazón.

La costumbre

Los peninsulares prioritariamente han expresado sus condolencias por los difuntos y la simpatía por los seres queridos mediante el envío de flores. Esta antigua tradición ayuda a las personas a expresar sus sentimientos. Las flores son para los vivos y los muertos. Son muestras de respeto a los muertos.

“Por favor, flores no”

“Por favor, no envíen flores” y “en lugar de flores” son frases que aparecen en las noticias y que ciertas familias respetan. Hay muchas implicaciones en esta frase. El obituario es en realidad un mensaje de la pérdida y un mensaje a los familiares para asistir al entierro. No se considera correcto realizar abiertamente un regalo y tampoco mandar una invitación con las condolencias.

“En lugar de” provocará conflictos entre los amigos. Algunos no harán caso a la solicitud y envían flores, causando enfado y perplejidad a los que no lo hicieron.

Son muchas las personas que se sienten molestas porque les digan cómo expresar sus emociones. Ellos quieren tomar la decisión de si enviar flores, hacer una donacióno extender una mano de ayuda. Hay un lugar para las flores y la caridad en nuestro mundo de hoy en día, y es importante que pongamos cada uno en su lugar.

Conclusión

El satisface la necesidad de los familiares. La muerte empuja a la gente a la apatía y la pena, separándolos de un familiar que les ha proporcionado amor, compañía y seguridad. El funeral y nuestras tradiciones en los funerales proporcionan los sistemas por los cuales las familias cercanas al difunto pueden transmitir su apoyo y compartir su sufrimiento.

El mundo ha expresado desde la antigüedad su respeto por los difuntos y simpatía por los allegados mediante el envío de coronas de flores. Esta costumbre se realiza desde tiempos inmemorables y ha servido a la sociedad como un medio a través del cual pueden expresar sus sentimientos.

El papel de las flores es a la vez simbólico y estético. Añaden un gran valor a la riqueza y el significado del ritual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies